martes, 1 de noviembre de 2011

Dos dias despues

Dos dias después de que mi abuela me diera esa gran noticia, quedé con un amigo mio para jugar a la consola en mi casa.
Mientras estabamos jugando, sonó el teléfono y la verdad es que no le hice mucho caso. Cinco minutos después escuché a mi hermana llorar y llorar, y diciendo que se iba al hospital que tenía que irse.
En ese momento, me quedé paralizado, clave los ojos en la pantalla, sin mover un solo dedo. Mi amigo me preguntó que me pasaba, y yo moví la cabeza y cerré y abrí varias veces los ojos, le conteste que no me pasaba nada y que tenía que ir al baño.
Me encerré en el baño y me puse a pensar que podía estar pasando, que no podía ser de mi padre, por que ya salía. A si que, abrí la puerta del baño y me senté al lado de mi amigo a seguir con la partida. Al llegar las 9 de la noche, mi madre me dijo que me tenía que contar algo. Mi amigo me dijo que el se tenía que ir y se fue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario