martes, 1 de noviembre de 2011

La ida.

Un dia, mi abuela me dijo que mi padre, se iba al hospital para hacerse unas pruebas y que iba a estar allí varios dias. Como solo me dijeron que eran unas pruebas, no me preocupé por que eran solo unos dias.
Varios dias después de que entrara en el hospital, las pruebas estaban sacando cosas que ni el mismo sabía que tenía. Al quedar lejos de mi casa y estar en plena temporada de examenes y demás, solo puede ir a visitarlo dos dias.
La primera estaba muy bien, acostado viendo la televisión, un partido de tenis, era la hora de comida y cuando terminó, se quedó dormido. Yo me fuí dandole un beso y un abrazo.
La segunda vez que fuí ya estaba muchísimo peor, estaba tomando unas pastillas que le quitaban todas sus fuerzas y que cambiaban el color de su piel, tube que salir varias veces de su habitación por la impotencia que tenía al verlo, me tenía que ir, y me despedí de el, me dió muchso besos seguidos como el solía darme y estuvimos abrazados bastante tiempo y salí de su habitación, sin pensar que era la última vez que lo viera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario